Archivo de la etiqueta: Madrid

Fotografía: Soledades de Otoño

.

Localización: Parque de Juan Carlos I (Madrid)

Cámara: Sony alpha 380

Nota: Soy el autor de estas fotografías, como tal poseo todos los derechos y me reservo su uso exclusivo. No obstante, si deseas usar cualquiera de ellas, no tienes más que hacérmelo saber (escríbeme un mail) y lo hablamos. Gracias.

.

Por: El Exiliado del Mitreo

Anuncios

Nihil (4) #14N

Jueves 15 de Noviembre                                                  8:00 pm

 ..

Ayer hice huelga y por la tarde acudí a la multitudinaria manifestación, que desde Atocha a Colón, recorrió el centro de Madrid. Lo tuve claro desde que supe de la convocatoria y planifiqué la toma de datos de los experimentos que tengo en curso en función de este día –la ciencia no espera. No me quedé a ver la batalla de después, pero debió de ser tremenda, a juzgar por los despojos de la algarada que encontramos en las estribaciones de Cibeles, cuando volvíamos para tomar el autobús nocturno.

Yo modestamente querría solo plantear algunos puntos de reflexión sobre esta huelga:

 .

¿Había razones para la huelga? Sí, claro que las había; yo tengo las mías y estoy seguro de que cada uno de los que la ha secundado tenía las suyas. Por ejemplo, para los del PSOE; hacer oposición al gobierno y tratar así de reponerse un poco de la sangría de votos de los últimos tiempos. Para los que les gusta liarla; era la ocasión perfecta para quemar cosas y pegarse con la policía.

El lema de la manifestación, que no recuerdo textualmente, se refería a las políticas de austeridad que están terminando de asfixiar a los países del sur de Europa –ayer también fue día de huelga general en Portugal y de movilizaciones en muchos países europeos. ¿Que los sindicatos mayoritarios en España –UGT y CCOO –se quejan de las llamadas políticas de austeridad sin plantear realmente una alternativa viable para salir del lío este en el que estamos metidos? Por supuesto, eso no quita que los recortes que está imponiendo el gobierno no vayan a suponer el fin del despilfarro, entre otras cosas, porque nadie va a pagar un precio político –ya que penal no me parece ni remotamente posible, “hecha la ley, hecha la trampa” –por haber gestionado a nivel local, de diputaciones provinciales, autonómico y estatal, tan pésimamente durante años y años, los recursos del estado y del pueblo español.

Es ese sentido, a los que decían que esta es una “huelga política”, les digo que claro, porque es por los políticos por lo que nos vemos así, qué menos que manifestarnos contra ellos. Y que tampoco hay que olvidar que 2/3 de los españoles no hemos votado al partido que ahora ostenta todos los resortes del poder. ¿Que por qué cebarnos con el PP? Pues porque parecía que su mierda no olía, porque durante mucho tiempo a mucha gente le ha dado por pensar que los del PP gestionaban muy bien la economía… qué opinarán ahora que dos de sus buques insignia –la comunidad de Madrid y la comunidad valenciana –hacen aguas por culpa de una pésima gestión o al menos de una gestión asentada sobre arenas movedizas.

 .

Por otro lado, ¿Que una manifestación pacífica –los altercados se produjeron después de darse por finalizada –por muy masiva que sea, sirve para poco? Pues puede ser, pero bueno prefiero salir a darme un paseo junto a media ciudad, antes de que el presidente del gobierno me cuente dentro de la mayoría silenciosa que dice que le apoya.

También diré que los actos violentos –barricadas ardiendo y demás –tampoco me parece a mí que sirvan de mucho. Me pregunto, cuando los actos violentos dejan de ser un medio para convertirse en un fin en sí mismos. ¿Y qué es lo que sirve? Bueno, se me ocurre que como esta sigue siendo una sociedad del consumo, lo suyo es que la lucha se refleje en el consumo. Ahí lo dejo.

No sé, yo solo digo que para que haya represión, tiene que haber algo que reprimir. No es que tenga miedo al gobierno –aún no –pero creo que como se ha ido viendo en estos últimos años, a la oligarquía regente, cualquier excusa le sirve para recortar nuestra libertades. La verdad que no veo imposible que en algún momento acaben limitando el derecho a huelga y a manifestación… sí, entonces será el momento de convertirse en un fuera de la ley.

Puedo entender la violencia, aunque hoy por hoy no tengo intención de participar en ella, pero creo que debería ir enfocada a algún fin concreto, no solo a satisfacer las ansias destructivas de algunos particulares.

 .

Y para terminar, eso de que éramos 35.000 personas no se lo creen ni ellos; en la manifestación de Madrid habría entre 500.000 y 1 millón. Tened un poco de más vergüenza, que se os ve el plumero.

 .

Por: El Exiliado del Mitreo

Licencia de Creative Commons
Nihil by José M. Montes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://mitraista.wordpress.com/about/contact/.


Nieva

“Nieve en Madrid,
hielo en el corazón.
Ya no estás.”

por: El Olvidado-          

.

A un corazón podrido de latir.

.

La decepción es más fría y oscura,
que esas tan espesas nubes de nieve,
que amurallan Madrid con su negrura.
Muy lenta, la negra alfombra se mueve,
ávida por vomitar la blancura,
que enzampa su estómago de escarcha.
“Estas penas solo el viento las cura”
-Pienso para mí y prosigo la marcha.
Comienza a nevar.
…………………………Del cielo plomizo,
súbitamente preso del hechizo
del invierno, blancos besos de hielo
se apresuran por acolchar el suelo,
con un infinito manto de sueño.
“Qué solo está, aquel a quién nadie espera
-me digo –pero por más que me empeño,
de mi horizonte huye la primavera”.

(empezado en diciembre de 2009, terminado en diciembre de 2011)

Parque Alfredo Kraus (Madrid) - foto de Maje

Por: El Exiliado del Mitreo

Licencia de Creative Commons
Nieva by José M. Montes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://mitraista.wordpress.com/about/contact/.


De Caperucitas y Lobos

Tenía que hablaros de este sitio. La verdad que fui porque me llevaron (una vez más: Gracias Caro), aunque en cuanto traspasé la puerta, y aún en la calle, leyendo el cartel de la vitrina, me di cuenta de que ya lo conocía…

Y no, no fue un “déjà vu”, fue un vago recuerdo extraído del baúl de mago que tengo por cerebro; aunque otras veces sea más como la caja de Pandora, pero esa es otra historia…

En Madrid, más allá de la plaza de la Luna, hay algo más que putas que te aguantarán un rato por un módico precio. Si doblas a la derecha en la primera calle que cruza la corredera de San Pablo (calle Loreto y Chicote), en el número 9 darás con algo que tal vez te interese. Es un bar, sí; con apartados, también; lo que sigue no lo podréis adivinar. No, no es un local de intercambios, no. Entras en el reservado, te sientas y ante ti se desarrolla una mini-pieza de teatro. Piezas de un cuarto de hora escaso, ejecutadas en sesión continua, para un mundo con prisa que no quiere más previsión que la del instante presente. Microteatro Por Dinero, llaman a esto y así se llama el bar. Un nombre muy acorde con el ambientillo del barrio, desde luego, pues habrá prostitución en Desengaño, Madera o Ballesta, mientras exista la ciudad.

“Caperucitas y Lobos”. Para cuando os hable de esta obra, ya habrá terminado el ciclo y habrá dejado de representarse allí. Pero poco importa, porque volverá a ser representada en algún momento en algún lugar, aunque sea en el fugitivo país donde habitan los sueños y anidan las pesadillas.

Desde mucho antes de que Edipo se sacase los ojos, a nosotros, humanos, que hacemos de lo efímero nuestra razón de ser, nos ha encantado regodearnos con lo luctuoso.

Si lo bello es bueno, según los griegos, lo horrible es la sal de este mundo. El incesto, los celos, el deseo, la venganza, son algo propio de los mismos dioses, que desconocen la moral pues Zaratustra aún no ha tenido ocasión de inventarla.

Esta obra no es cuestión de incesto, sino de pederastia (tal vez, doble) en su vertiente más sangrienta; y de venganza, sobretodo de venganza.

Pero ¿Quién interrumpe la inocencia de quién?, esa es la pregunta que encierra implícitamente la obra. El adulto seducido, la adolescente tentadora, aunque ni ella misma sea del todo consciente de ello… ¿o sí? Pero se deja entrever que hay algo más; esta escena no es más que una parte de un drama mucho mayor, donde se ha castigado a un padre a través de la hija… ¿O es todo cosa de él?… ¿No será todo cosa de ella? Ambos se turnan para ser lobos y caperucitas por turnos.

En quince minutos, no más, puede definirse una verdad poliédrica tan compleja como la propia vida; una obra no tiene porque ser larga para encerrar en su vientre múltiples variaciones.

La venganza es más fuerte que el amor, es más fuerte que la muerte, y hasta que las estrellas se precipiten sobre el mar, el hombre seguirá siendo una bestia salvaje que daña a quien le daña.

Este mundo es el infierno y en el infierno no hay inocentes.


"Dios lo castigó y lo puso en manos de una mujer" -Libro de Judith, 16.7- Sin duda una cita interesante ¿no?

Por: El Exiliado del Mitreo

Licencia de Creative Commons
De Caperucitas y Lobos by José M. Montes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://mitraista.wordpress.com/about/contact/.


Lunes de Tormenta

Hoy es día de tormenta.

El cielo había amanecido ora oculto, ora cubriendo su desnudez azul entre jirones de nubes,  más claros unos que otros.

De súbito; La noche;

Hasta que un fogonazo más brillante que el día, entró por mi ventana cómo el flash de una máquina de retratar.

El perro, que dormía hecho un ovillo en un cestito al pie de mi mesa de escritorio, levantó la cabeza atemorizado por el salvaje restallido del trueno subsiguiente, solo para encontrar un poco de seguridad en mi actitud indiferente.

Totalmente fingida por otro lado.

Contenía la respiración, sintiendo reverberar aún en mi cabeza, la ausencia dejada por aquel sonido salvaje

Y contando los segundos que quedaban hasta que empezara a llover.

.

Acodado al ventanal, veía la lluvia caer;

Me produce una irresistible atracción contemplar cómo se desgarra el cielo y sus entrañas se derraman sobre la tierra.

Ese efecto de exterminio, de día del Juicio, de anegación de la ciudad, lavada de sus muchos pecados por la lluvia torrencial. En mí tiene un efecto sedante, de abandono, de olvido, de bálsamo…

Por la calle, la gente busca refugio, rehuye de la bendición del cielo; seguro, este es uno de esos casos en los que los árboles no dejan ver el bosque.

.

Desde la ventana veo llover, dando sorbos largos a un té negro y amargo cómo la muerte.

Sonrío pensando en lo irónico que resulta que el único regalo que reciba hoy por mi cumpleaños venga de los dioses ¿Y quién iba a saber mejor lo que de verdad me gusta?

.

Por: El Exiliado del Mitreo

Licencia de Creative Commons
Lunes de Tormenta by José M. Montes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://mitraista.wordpress.com/about/contact/.


A %d blogueros les gusta esto: