Archivo de la etiqueta: Francia

La revancha de las cenizas

“La revancha de las cenizas” o algo así, será la traducción de “La revanche des cendres” cuando sea publicado en castellano. Es la traducción literal, no es que me suene muy bonito (me suena mejor en francés en todo caso), pero es del todo correcta y los títulos de los ya publicados han sido todos así.

¿Y de qué puñetas os estoy hablando? ¿Eso es el título de qué? Es posible que os estéis preguntando algo así.

Pues ese será posiblemente el título, del último tomo de una saga de comics históricos que comenzó a publicarse por el 2003 o así (en España)… y que me he ocupado puntualmente de comprar cuando he ido enterándome de su aparición en el mercado. Ha pasado un tiempecito ¿verdad? Pero os aseguro que la obra bien vale la espera, hay que tener paciencia como para todo lo bueno en la vida.

Este tomo es el último, como comentaba, el último de ocho, que se dividen en dos ciclos de cuatro; el Ciclo de la Madre y el Ciclo de la Esposa… pero veo que con tanta introducción, al final voy a acabar empezando la casa por el tejado, lo suyo sería que ahora os dijera cuál es el nombre de la saga ¿no?

Esta obra lleva por título “Murena”, por el apellido (¿nomen?, ¿cognomen?…no queda explicitado en ningún sitio, creo) de su protagonista, Lucio Murena, un joven patricio romano; aunque si fuese una cuestión de protagonismos, hubiese podido titularse perfectamente Nero” o “Nerón”, porque el hilo conductor que se extiende durante estos ocho capítulos, es la evolución de las relaciones entre estos dos personajes; de amigos del alma a encarnizados enemigos.

Y desde luego que da tiempo no solo a ver como evoluciona su relación, sino para ver como ellos mismos cambian, a la deriva muchas veces de acontecimientos que escapan por completo a su control. Y es que esta saga abarca 10 años, desde el asesinato del emperador Claudio, que conduce al ascenso al principado de Nerón, su hijo adoptivo, en el 54 d.de C., hasta el célebre incendio que arrasó barrios enteros de le ciudad de Roma en el 64 d.de C.

Sus autores; Jean Dufaux, excelente guionista, con obras maestras a sus espaldas como “La Balada de las Landas Perdidas”; y a los lápices, Philippe Delaby, maestro de la belleza; forman posiblemente el tandem más poderoso del panorama franco-belga actual. Gracias a estos dos genios, página a página se va desplegando ante nuestros ojos la historia de Roma, con un grado de verosimilitud que atestigua largas horas de trabajo de documentación y de quemarse las pestañas ante la mesa de dibujo.

Desde luego que la recomiendo a propios y extraños, porque aparte del afán didáctico de reconstrucción histórica, el argumento engancha desde la primera viñeta, mezcla de amor, celos, luchas de poder y sed de venganza.

Aunque por cierto, si no eres mayor de edad, que no la vea mamá (si es un poco estrecha) o al menos no digas que te la he recomendado yo (échale la culpa al profe de historia ;)). Porque el erotismo, tanto heterosexual, como homosexual, están perfectamente integrados en la historia y se presentan con absoluta naturalidad.

Si según el vídeo publicitario de YouTube, el tomo 8 se puso a la venta en Francia el 12 de noviembre de 2010, no sé a qué están esperando para publicarlo en castellano… Ni que lo estuviese traduciendo Victor Hugo a través de un tablero de güija. Me lo piden a mí y por un módico precio (lo haría por amor al arte, pero es que lo que no cuesta no se aprecia ¿no? Así que ya puestos, mejor cobrar, jaja), lo tendría en quince días como muchísimo. Que es un cómic de unas cuarenta y tantas páginas, no “Les Fleurs du Mal“. La cosa es que lo tuve entre mis manos cuando estuve hace unos quince días en París y al final desistí de comprarlo y me avine a esperar, por el tema de no romper la unidad de la colección, que la tengo toda en castellano, pero… ¡¡Quiero saber como acaba la saga, Dios!! ¡¡Publicadlo ya!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Adiós Jorge

El otro día murió Jorge Semprún; en concreto el pasado martes día 7 de Junio.

Hoy no voy a escribir una reseña biográfica, no. No voy a contar como muy jovencito, al acabar la guerra civil, se exilió con su familia en Francia, tampoco que sobrevivió al campo del horror de Buchenwald, a donde fue llevado por pertenecer a la Resistencia; ni que en los años siguientes, como miembro del PCE, estuvo entrando y saliendo de España con varias identidades falsas, para tratar de organizar la resistencia interna a Franco; tampoco que fue expulsado del partido en los 60′, por discrepar sobre la línea marcadamente estalinista dictada por Moscú; ni siquiera, que fue ministro de cultura durante unos años, en uno de los gobiernos de Felipe González, como una forma de hacer una reparación histórica, algo que él no dudaba en reconocer… No soy su biógrafo, sin duda no lo soy. Además es realmente difícil escribir mejor que él sobre todos esos episodios de su vida; a su obra me remito…

El decía que su vida era una vida ligada íntimamente, para bien o para mal, a la historia del siglo XX.  Creo que no le faltaba razón. Yo diría que por su formación y sus cualidades intrínsecas, fue capaz de poner voz a muchos miles que no hubiesen sido capaces de expresarse con la precisión, con la concisión y con la calidad con la que lo hizo él; por eso yo lo calificaría de leyenda viva… pero ahora ya no vive y a pasado a ser historia.

Este texto pretende ser solo un pequeño punto de homenaje, así como una invitación a que se lean sus obras, interesantes no solo para los que quieran internarse en el conocimiento de parte de la historia del siglo pasado de la mano de un testigo privilegiado, sino como por su valor literario inherente.

Como parte de este humilde homenaje quiero hablaros para empezar, de la primera vez que oí hablar de él. Y fue en clase de francés, para que veáis que sorprendentemente siempre gozó de una fama y una reputación en Francia que en España siempre la fue esquiva; hay muchas cosas que los españoles tenemos que superar, una de ellas sin duda es el franquismo y su ramificaciones, con el que mucha gente de niega a romper.  Estábamos leyendo un extracto de “Le Grand Voyage” (El Largo Viaje) o de “L’Écriture ou la vie”; ahora mismo no recuerdo, pero era cuestión de Buchenwald. La profesora, francesa claro, bromeó con nosotros sobre si era un autor francés o español ya que la mayor parte de su obra la había escrito en lengua francesa. El caso es que yo, con mis catorce o quince años, no había oído nunca hablar de ese español que despertaba tanta admiración en mi profesora y como descubrí después, en muchos, muchos, franceses. Eso fue algo que se me quedó muy grabado.

El último libro suyo que he leído ha sido este del que podéis ver más abajo una foto y que aún obrará un tiempo en mi poder hasta que decida liberarlo en algún sitio donde vaya a ser debidamente apreciado o hasta que alguien interesado en él me lo pida: Autobiografía de Federico Sánchez. Reconozco que en un primer momento me chocó un poco su sintaxis, pero en cuanto me habitué a sus reglas de juego y empecé a disfrutarlo plenamente, me pareció una maravilla además de muy revelador, ya que narra de primera mano una historia del PCE en el destierro casi desconocida o muy contaminada por la reescritura perpetua de acuerdo con la línea oficial del momento. Federico Sánchez era su seudónimo oficial para la clandestinidad y el libro a priori gira sobre su expulsión del partido en el 64, aunque da saltos constantemente adelante y atrás, para ir pintando varias estampas de su vida, especialmente de sus años de clandestinidad en Madrid.

En mi mesita de noche espera “La segunda muerte de Ramón Mercader”, que he rescatado de casa de mi abuela. Cuando tenga ocasión de leerlo a lo mejor os vengo con la noticia, hasta entonces, sed buenos y leed mucho  (eso no os lo deben quitar nunca 😉 ) .

El último libro suyo que he tenido ocasión de leer cortesía de BookCrossing. Esto me recuerda que tengo liberarlo ya...

Por: El Exiliado del Mitreo

Licencia de Creative Commons
Adiós Jorge by José M. Montes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://mitraista.wordpress.com/about/contact/.


Fotografía: Los jardines de Versailles (revival)

Cuando fue publicada, esta entrada era en realidad una invitación a un Photoset de Flickr, al que podéis seguir accediendo por aquí: Jardines de Versailles

Pero, dado que WordPress ha modificado el aspecto y las posibilidades de sus galerías, he decidido reformular el asunto y traeros esta entrada revitalizada. Como dije en su día, he preferido regalaros una visita guiada a través de 17 instantáneas comentadas, más que tratar de describiros con palabras la esencia de aquel lugar.

Es cierto que con tan pocas fotos es difícil que uno pueda sacar una idea exacta la espectacularidad de este jardín, que fue modelo y referencia para muchos otros en los siglos que siguieron a su diseño y construcción. Es posible que ni siquiera retrate en ellas los lugares más representativos y/o típicos del jardín, pero son las fotos que más me han gustado de todas las que tomé y posiblemente expresen mi visión personal del sitio (bueno, me encantan los bosques, y los de Versailles son increíbles, pero no suelen hacerles justicia las fotografías y menos las que se hacen con cámaras de turista como la mía…así que no hay fotos de los bosques, pese a ser de lo que más me gustó, una lástima…).

Las fotos fueron tomadas el 1 de Abril de 2010 con una cámara compacta, una Fujifilm FinePix A340.

Espero que disfrutéis de la visita.

Leer texto sobre el palacio de Versailles.


A %d blogueros les gusta esto: