Archivo de la etiqueta: Disco

Blind Guardian, At the Edge of Time

Este martes pasado llegué a casa sobre la 1:30 de la madrugada. Iba bastante perjudicado. No llegaba a dar tumbos, pero casi, para qué lo vamos a negar (-Hijo, ¿cómo no sales los fines de semana? –Mama, yo es que ya tengo bastante con emborracharme los días de diario…).

El caso es que me puse mucho más alegre de lo que estaba, al ver sobre la cama un paquetito postal de cartón pardo; era el nuevo disco de Blind Guardian: At the Edge of Time

 

La carátula tan impresionante como siempre. El interior (por lo menos el de la edición especial) es espectacular, con un libreto que está que se sale. No me suele gustar que los discos sean en cartoné, que se degradar mucho con el uso, pero es que en este hasta eso me gusta...¡Porque tiene un deplegable! jaja 😀

 

 

.

Diréis que menuda idea poner Heavy Metal a toda hostia en un amanecer de resaca, pero de eso ni hablar, aquello me sonó a música celestial (¡y para algo existen los analgésicos de 1 g, coño!).

¿Mi primera impresión? Pues muy positiva, la verdad. Estos buenos muchachos llevaban 12 años sin hacer algo tan bueno. Sí, desde que sacaron el “Nightfall in the Middle Earth”, porque está claro que el “Live/Bard’s Tavern”, aunque sea un buen disco, no deja de ser un disco de directos, donde están las canciones de siempre y alguna más, que son las que suelen tocar en los conciertos.

Bueno, pues lo dicho, aunque carezca de la coherencia temática del “Nightfall”, veo en este disco el mismo espíritu. Una orquestación considerable, pero sin desembocar el plomizo resultado de los 2 discos anteriores. Con los riffs poderosos, los progresivos que te hacen batir fuerte el corazón en el pecho, los cambios de ritmo muy locos y la característica polifonía vocal que les han hecho grandes.

Debo decir que escuchar el disco (ya lo había tanteado un poco en el Spotify, pero en un aparato de música de verdad suena infinitamente mejor), me ha animado mucho a gastarme los 32€ que cuesta el concierto del próximo mes de noviembre en Madrid.

No os voy a decir más, prefiero que lo descubráis por vosotros mismos. A mí me ha gustado mucho y estoy muy contento, que después de tantos años y de dos discos que defraudaron mis expectativas, he vuelto a escuchar el mismo espíritu ardiente y malévolo de antaño, aun cuando esté matizado y también embellecido, con muchas influencias de música étnica. Aunque me queda la duda de si me acabará aburriendo con el tiempo por el tema de la orquestación, que puede ser una fortaleza y una debilidad….el tiempo lo dirá 😉

 

 

Esta es otra de las fotos/fondo de escritorio a las que te da acceso la clave que venía en el Digipack. Ahí los tenéis, los tres muchachos que ya peinan canas y el batería nueva que desentona como a un santo un par de pistolas, aunque lo hace bien el chaval.

 

.

Por: El Exiliado del Mitreo

 


A %d blogueros les gusta esto: