Archivo de la etiqueta: Alivio

La gente es extraña cuando eres un extraño

La gente es extraña cuando eres un extraño. Así es cómo se sentía Jim Morrison en 1967. Y así es como me siento yo hoy.

Que extraño es todo lo que me rodea. Colas y colas para comprar un maldito billete de lotería que no les va a tocar. Gente gastando compulsivamente en un intento de ser feliz. Televisiones y sus cánones anoréxicos de belleza. Convenciones sociales y normas absurdas que respetar. Profesores presentándote una vida laboral confinada en una oficina. Tendencias musicales carentes de sentimiento. Publicidad andante que llama a tu casa. El rencor acechando en cada ser etc… Y lo que más me aterra, el aspecto por encima de todo y la predominancia del dinero sobre valores éticos.

Todo me es ajeno. Me rodea pero no llega a atravesarme. Corrientes que fluyen a mi lado mientras yo permanezco en medio, quieta y sin saber que hacer. Tan sólo, en un intento de liberación, mis labios pueden mascullar un ligero “déjadme en paz” a la vez que cierro los ojos y cubro mis orejas con las manos…

Tras muchas horas de reflexión, mi mente consigue fijar una idea. Corta pero contundente. Un letrero de neón que espero que no se apague antes de tiempo. “Aíslate del mundo”.

Pero hasta que llegue ese día, seguiré repitiéndome noche tras noche antes de dormir: “Tranquila Mandioca, mañana será un nuevo día”.

 

 

 

Por: Mandioca

Licencia de Creative Commons
La gente es extraña cuando eres un extraño by Maje Montes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at mjmontes@hotmail.com.

Anuncios

Suerte

A la bendita levedad.

Voló hasta mí por un golpe de suerte.

En primavera abrí mi puerta
al ruido del mar y las chicharras.
Allí estaba plantado,
un pajarillo
tembloroso y triste.
Buscaba un árbol donde cobijarse.

Dejé que perdido entre mis ramas
le sorprendiera la Luna,
aún sabiendo,
que no era más que un capricho,
un alto pasajero,
una quimera más de rara avis.

Un día se fue.
Dejó un nido
a penas esbozado
que el viento desbarató.
Los fardos,
que había acumulado
a lo largo de años,
tampoco estaban.
Debieron caerse
sin que me diera cuenta,
liberándome
de su peso.

¿Quién dice que el peso es mejor que la levedad?

¿Quién dice que la suerte no es siempre buena?

.

Arte cicládico. Isla de Keros (Hacia 2700-2400 a de J.C.) Mármol. Actualmente en el museo del Louvre, Paris

Por: El Exiliado del Mitreo

Licencia de Creative Commons
Suerte by José M. Montes is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://mitraista.wordpress.com/about/contact/.


A %d blogueros les gusta esto: