Pintura y Revolución [Disertación]

(Septiembre 2013, examen de “Los discursos del arte contemporáneo”)

Pronto quedó patente que a la Europa ilustrada de finales del XVIII, se le quedaba corto ese “todo por el pueblo, pero sin el pueblo” de los déspotas que tuvieron la clarividencia de ver que los tiempos estaban cambiando. La Revolución esperaba agazapada en los libros, los cuadros y las mentes, a que convergieran en un mismo tiempo y en un mismo lugar, un gobernante incapaz y una crisis económica aguda.

.

Jacques-Louis David, ya antes de la revolución que vería la cabeza de Louis XVI separada del cuerpo, pintaba un arte nuevo para una nueva sociedad, nacida de la esperada decapitación de la antigua. Frente a la frivolidad Rococó del Antiguo Régimen, David vuelve a los valores cívicos de la antigua república romana, inventa una pintura, donde la Antigüedad solo nos legó ruinas.

"El Juramento de los Horacios" de Jacques-Louis David.

“El Juramento de los Horacios” de Jacques-Louis David.

Esta pintura, neoclásica y jacobina, tiene en “El Juramento de los Horacios” uno de sus máximos exponentes. Este cuadro historicista, de formato grande y heroico, nos presenta de forma clara, con trazo firme y colores planos, los valores que tendría que tener el nuevo estado. En una estancia sobria, tres hombres juran las armas que su padre alza ante ellos como si las consagrara. Se muestran inamovibles en su marcial virilidad, ante el llanto de las mujeres en un segundo plano. No tienen, por un lado, miedo a la muerte, y por  otro lado, tampoco les conmueve estar emparentados con uno de los Curiacios, sus rivales, pues la libertad encarnada por el estado republicano es más importante que la familia, es más importante que la propia vida.

.

Que la propia vida o la de los otros, pues en el heroico David nunca aparecerán los excesos de la revolución, no se retratarán la “Grande Terreur”, ni las guerras contra la Vendée o las actividades del “Comité de Salut Publique”, de su compañero de bancada Robespierre, tras cuya caída dio con sus huesos en la cárcel. El terror y la barbarie en nombre de supuestos bienes mayores sí nos los pinta Francisco de Goya, en “Los fusilamientos del 3 de mayo”.

"Los fusilamientos del 3 de Mayo" de Francisco de Goya.

“Los fusilamientos del 3 de Mayo” de Francisco de Goya.

Goya, nada sospechoso de ser un nostálgico del Antiguo Régimen, parece preguntarse con ese cuadro ¿Dónde quedó la Razón y el Espíritu Crítico? ¿Dónde los derechos del hombre o el lema “Libertad, Igualdad y Fraternidad”? ¿Dónde? En una pila de cadáveres ensangrentados al pie de la colina del Príncipe Pío.

Pero la Revolución no necesita de eso, necesita de héroes más que ningún otro movimiento social; a los supuestos villanos, a los que se resisten a las supuestas bondades del cambio, les relega al olvido, a la muerte de la memoria, siempre más terribles que la del cuerpo.

"Marat exhalando su último suspiro" de Jacques_Louis David.

“Marat exhalando su último suspiro” de Jacques_Louis David.

Héroes como Marat, que exhalan dulcemente su último suspiro por su amor al pueblo. Un Marat que David desnuda y rejuvenece, para que el pueblo conmovido le vea como un héroe inmortal. Pero el héroe por antonomasia es Napoleón; ya se cuidó muy mucho de rodearse de maestros de la pintura que supieran convertirlo en tal.

Napoleón no es la Revolución, Goya lo vería muy bien, sin embargo tampoco son los Borbones. Napoleón ha venido a salvar la Revolución; el ejército de la República, siguiendo el modelo antiguo de los ciudadanos soldado, así lo ha decidido; ese es el ideal sobre el que se cimienta el  Imperio. Un David rescatado de la cárcel así nos lo muestra en una de sus últimas obras, “La coronación del Emperador y la Emperatriz”.

"Coronación del Emperador y la Emperatriz" de Jacques-Louis David.

“Coronación del Emperador y la Emperatriz” de Jacques-Louis David.

Es una obra lejana ya de la sobriedad republicana de sus primeros tiempos, pero en la que David nos muestra a un hombre del tercer estado que ha sido elevado al fasto imperial, por su enorme capacidad para reordenar la sociedad.

.

"Los apestados de Jaffa"de Jean-Antoine Gros

“Los apestados de Jaffa”de Jean-Antoine Gros

Paradigmáticas de la elección que la providencia ha hecho con Napoleón son obras como las del alumno de David, Jean-Antoine Gros, donde en “Los apestado de Jaffa”, nos muestra a un ciudadano Bonaparte consolando a los enfermos, como una figura sanadora y la vez inmune a todo mal, que parece querer asociarse iconográficamente a las monarquías medievales de derecho divino.

"La Libertad guiando al Pueblo" de Eugène Delacroix.

“La Libertad guiando al Pueblo” de Eugène Delacroix.

Y en esas idealizaciones, aunque en un estilo republicano de nuevo, se inscribe “La Libetad guiando al pueblo de Eugène Delacroix. La Revolución de 1830, que trajo consigo la legada de de la monarquía parlamentaria de Louis-Philipe d’Orleans, está aquí representada de forma alegórica, con su desnudez heroica, el dramatismo de la muerte necesaria y la determinación de los vivos.

"La Barricada" de Jean-Louis-Ernest Meissonier.

“La Barricada” de Jean-Louis-Ernest Meissonier.

Y en ese sentido es muy distinta la imagen que se quiere dar desde la reacción. Meissonier en “La Barricada” de 1848, saca en claro de esa revolución puramente proletaria, una pila de cadáveres. En cambio, tras la semana sangrienta de mayo de 1871, en la que se asesinó ese gran experimento de socialismo libertario que fue la Comuna de París, Maissonier solo representa el estado triunfante en forma de cuadriga del Carroussel, que emerge de “Las ruinas se las Tullerías”.

No hay piedad para los vencidos, ni lugar en la Historia.

"Ruinas de las Tullerías" de Jean-Louis-Ernest Meissonier

“Ruinas de las Tullerías” de Jean-Louis-Ernest Meissonier

Por: El Exiliado del Mitreo

Acerca de Exiliado del Mitreo

Hago muchas cosas, pero principalmente me gusta pensar que soy un tipo que a veces escribe... Ver todas las entradas de Exiliado del Mitreo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: