El lentidigitador

Hoy que cumple años una gran amiga, y no sé si como regalo para ella, para todos vosotros o para mí mismo, os traigo esta entrada divulgativa, sobre uno de los ilusionistas más grande de todos los tiempos: René Lavand.

Yo supe de él de chico –a finales de los 80′, principios de los 90′. Los fines de semana, en horario infantil, había por aquel entonces en televisión española, un programa de magia conducido por otro grande del gremio; Juan Tamariz; que se llamaba “Magia potagia” o algo así. En una ocasión al menos y estoy casi seguro de que fueron bastantes más, apareció este señor; un mago manco, de acento delicioso y maneras de caballero, que hacía bailar los naipes entre sus cinco dedos, mientras desgranaba  fabulosas historias, dignas del mismísimo Cortazar. Sé que ese “no se puede hacer más lento, o quizás, si se pueda” me perseguirá toda la vida…

La belleza es una ilusión, combatir la fealdad, la tristeza, es nuestro deber, para vencer a la muerte que nos acecha a cada instante… disfrutad y recuperad gracias al viejo René un poquitito de fe en la humanidad.

Vídeo antiguo, para France 2 de “No se puede hacer más lento”:

Y una versión más actual:

La importancia de lo simple:

El griego del faro del fin del mundo:

Y como colofón, un documental biográfico:

Acerca de Exiliado del Mitreo

Hago muchas cosas, pero principalmente me gusta pensar que soy un tipo que a veces escribe... Ver todas las entradas de Exiliado del Mitreo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: