Neurosis

Los escritores de verdad -y no los meros “tipos que escriben” como un servidor- hablan siempre del pánico a la hoja en blanco.

Debo decir que eso nunca me ha ocurrido hasta la fecha, supongo que por lo que acabo de comentar, y mis hojas permanecen en blanco el tiempo justo de agarrar un bolígrafo o un lápiz y empezar a garrapatear en ellas.

Sin embargo, hace tiempo que persigo la idea de escribir una novela y el proyecto no acaba de cuajar, porque no consigo cerrar una trama. La cosa es que tengo escenas –bastantes- escritas, otras pensadas, pero no soy capaz de darles una coherencia y me parece que sin tener la trama urdida, no puedo, o al menos no debo, empezar a darle en serio al bolígrafo. ¿Y por qué no consigo dar con la trama? Pues sinceramente no lo sé del todo; lo más probable es que haya varios factores perturbadores en juego.

El principal es que la historia no está madura, aunque creo ese no es realmente el concepto. Digamos que no me apetece escribir esta historia ahora, y me explico; creo que este proyecto requiere que meta demasiado de mí mismo en él, y hasta que yo no me aclare, no voy a ser capaz de hacerlo.

Me cuesta invertir en futuros; en plural, claro, porque hay muchos posibles… y de los imposibles ya ni hablamos; es como si mi presente fuese un camino a través de la niebla, donde aunque caminando, caminando, no puedo ver casi nada más allá de un par de metros. Muy melodramático ¿verdad? Pues sí un poco. Dicho de forma más prosaica: estoy bloqueado pero sin estarlo, porque avanzo pese a todo aunque sin saber muy bien hacia donde. Esto no es algo nuevo de ayer, llevo años así y he pasado ya por varias etapas, suponiendo que sean distintas caras del mismo fenómeno.

Es curioso porque, en su forma actual, no me parece que esta sea una “crisis espiritual”, en eso he mejorado. Creo que sé cuál son las fuentes de mi felicidad, pero lo que no tengo nada claro es si voy a ser capaz de llegar a beber algún día de sus aguas. Esto en cierto sentido es hasta peor, porque no es lo mismo estar perdido y no saber a donde ir, que marcarte un destino y no ser capaz de llegar.

Jejeje, ya veis que aunque escogí el título de la entrada un poco de broma o en sentido irónico, cuanto menos, tampoco es mala forma de describir mi estado actual.

Todo este rollo viene al hilo de que me parece que no progreso como debería en esto de escribir. Tengo un blog, pero nunca me he considerado un blogger, simplemente resulta más sencillo llegar a la gente de esta forma y me pareció el principio lógico para proyectos mucho más ambiciosos. Llevar este blog me obliga a escribir una entrada a la semana, este fue el mínimo que me planteé. Y lo cumplo, no es un esfuerzo imposible. Es más, es un esfuerzo muy positivo en muchos sentidos, porque entre otras cosas me permite experimentar con la escritura, probar nuevos recursos y formas, etc.…Pero –siempre hay un “pero” –escribir por escribir, cómo ejercicio, no sé si tiene mucho sentido. Es decir, tiene sentido, desde luego que sí, pero creo que estoy listo para escribir cosas “mejores” y esto siento que me quita fuerza o que me distrae de mis proyectos.

Así que aún no sé que voy a hacer; si escribir entradas con menos frecuencia en el blog y centrarme en escribir textos más largos, con más significado para mí; o seguir publicando semanalmente pero entradas mucho más cortas –microrrelatos o micropoemas incluso –que no me resten demasiados recursos de los textos largos. Esta opción es casi la que encuentro más positiva, porque me ofrece más opciones de interactuar con vosotros, lectores, que es algo que me gusta mucho, y no por hedonismo, por el hecho de creerme importante, sino porque siempre me ha resultado interesante conocer opiniones diversas, además de que la crítica constructiva a mis escritos –que no suele haberla, porque supongo que a la gente que no le gusta lo que lee no se molesta en comentar –me ayuda a progresar en esta “carrera” autodidacta mía. Sinceramente, encuentro es una forma perfecta de debatir, acercar posiciones o simplemente expresar conformidad, con personas de las más dispares opiniones y de cualquier lugar de la inmensa comunidad hispanohablante.

Así que bueno, aquí me vais a tener aún un rato; gracias por haber aguantado con paciencia mis angustias y a diatribas; nos vemos la semana que viene.

Por: El Exiliado del Mitreo

Acerca de Exiliado del Mitreo

Hago muchas cosas, pero principalmente me gusta pensar que soy un tipo que a veces escribe... Ver todas las entradas de Exiliado del Mitreo

One response to “Neurosis

  • Fer

    Muy bueno….el quinto y el sexto párrafo me han llegado, aunque no hablando de hojas en blanco (y creo que tú tampoco..). Poco más puedo decir que, ¡ánimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: