Reflexiones de un castellano-parlante

Este blog es eminentemente “literario”, y no me gusta hablar en él de temas políticos, o cuanto menos, exclusivamente políticos. Hay dos razones para ello, la primera es que en muchos casos, estas tienen un carácter muy perecedero, además de local; la segunda razón es que la gente suele ser de un sectarismo y un frontismo atroz, y por decirlo de alguna manera, tienden a considerarte como “el otro” (o directamente, “el enemigo”) si defiendes posturas distintas a las suyas, en vez de darse cuenta, que como seres humanos, tenemos más cosas que nos unen de las que nos separan. Tras decir esto, entro directamente en materia.

Este post viene al hilo de la polémica que se produjo hará cosa de un mes sobre el futuro dispendio de una “abultada”, según unos, “nimia”, según otros, suma de dinero, en el pago de los servicios de traductores e intérpretes, para que en el senado, los senadores que lo desearan, pudieran expresarse en idiomas españoles distintos del castellano.

Sé que ya ha pasado algún tiempo, tanto que en este mundo acelerado y de una promiscuidad intelectual pasmosa, este conflicto ya ha quedado relegado al olvido; pero qué queréis, me han pillado los exámenes y en esos días del año no estoy para nadie…😉 El caso es que he querido recuperar este asunto, porque me pareció lamentable entonces y me lo sigue pareciendo ahora.

Pero lo lamentable no es que se gaste un cierto dinero de los presupuestos en esto (en tiempos de crisis y blablabla…), sino que nuestros queridos padres de la patria, que poco hacen a lo largo del día para ganarse el sueldo, necesiten de traductores para entender los discursos en catalán, gallego o vasco, sencillamente porque no se han molestado siquiera en tener un vago conocimiento de estas lenguas hispánicas.

 

La lengua vehicular de todos los españoles es el castellano (aunque en algunos medios rurales esto no sea del todo cierto, por no decir que no lo es en absoluto), esto es así por avatares históricos que no vienen al caso, pero este es el estado actual de las cosas.

De forma que, cómo se ha venido argumentando al respecto, en el senado se debería hablar solo en castellano que es la lengua que todos comprenden sin necesidad de intérpretes. ¿Esto tiene lógica? Pues en principio sí; la lengua es una ordenación de sonidos arbitrarios puestos en común, concebida para que podamos trasmitir las ideas de nuestras cabecitas a las cabecitas de nuestros semejantes; de forma que para que la comunicación sea efectiva tenemos que tratar calibrar nuestra forma de hablar para que el otro nos entienda.

Ahora bien, es precisamente esta imposición lingüística, en un país que tiene la fortuna de ser muy multicultural, lo que da pábulo a que los nacionalistas hagan este tipo de reivindicaciones y a que de hecho existan partidos e ideologías nacionalistas (entendidas en un sentido excluyente, es decir, que pretendan el llevar a su cultura fuera de la cultura española que la engloba, por otro lado defender tu cultura y luchar contra la uniformización es algo que me parece no solo legítimo, sino muy positivo).

¿Qué pasaría en el momento en que los traductores dejaran de ser necesarios? Pues que las reivindicaciones dejarían de tener sentido, ya que perderían su utilidad como fórmula de agitación y de creación de conflictos.

 

Y ahora voy al centro del asunto, que es la deplorable política lingüística que se ha llevado en este país desde hace mucho tiempo. Pero no es cuestión aquí de hablar del franquismo o del rey Felipe V y la famosa Guerra de Sucesión, eso ya no importa, es historia, me parece mucho más interesante hablar del ahora, del presente, donde podemos actuar y corregir esas desigualdades y esas imposiciones pasadas.

No comprendo como es posible que a estas alturas (después de más de 30 años de Democracia y de Estado de las Autonomías), no se haya fomentado de una forma seria el conocimiento entre las distintas lenguas y acentos de España.

Creo que con una hora a la semana en la enseñanza obligatoria, es más, con solo una hora cada dos semanas, alternándose por ejemplo con Educación Cívica (único país de Europa en la que la implantación de esta asignatura ha causado grandes discrepancias…es increíble), de una asignatura que podría llamarse “Sensibilización Lingüística”, en la que a través de películas, documentales, música, textos, comics…etc, se enseñara a conocer y apreciar esas otras lenguas, tanto tiempo marginadas en beneficio del castellano.

Sería además bastante razonable, el pretender que los estudiantes adquirieran algunas nociones básicas, que les permitieran desenvolverse un poco cuando fueran de visita por esas zonas cuyos habitantes poseen una lengua materna distinta del castellano. Cuanto menos lo suficiente para establecer los primeros vínculos de mutua simpatía.

Siempre he creído que no hay mejor forma de mostrar respeto por una persona, que esforzarte en hablar en su propio idioma.

¿A vosotros qué os parece?

 

Por: El Exiliado del Mitreo

Licencia de Creative Commons
Reflexiones de un castellano-parlante by José M. Montes is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://mitraista.wordpress.com/about/contact/.

Acerca de Exiliado del Mitreo

Hago muchas cosas, pero principalmente me gusta pensar que soy un tipo que a veces escribe... Ver todas las entradas de Exiliado del Mitreo

4 responses to “Reflexiones de un castellano-parlante

  • Naked Saturn

    Mmmm… difícil cuestión. Por un lado y, aunque no venga mucho a cuento mi comentario, la cuestión de ‘Educación Cívica’ lo veo como una justificación que hace el Estado para preservar su ideología, al estilo de las clases que se tenína durante el franquismo a tal efecto (no entro a valorar ni unas ni otras, pero que son medios para justificar el liberalismo, ideológicamente hablando, me parece obvio, por lo que no comulgo con ello).

    Por otro lado, una visión más integradora de los que posamos los pies en este cachito que suelen llamar España podría resultar interesante. Pero, también te digo, no sé hasta qué punto puede interesar a los que desarrollan nuestros planes de educación. Enfrentar al semejante siempre será más rentable desde un punto de vista político que mostrar la diversidad de sensibilidades. Te lo digo porque, incluso en la titulación en la que yo estoy ahora, te encuentras con tremendos prejuicios hacia el ‘otro’ por algo tan tonto como la ‘lengua’.

    Al fin y al cabo toda esta basura es cultura; es natural que pensemos que el que es ‘distinto’ a nosotros es, de alguna forma, menos bueno; es algo inherente al ser humano. El problema está en que, aun teniendo las herramientas para poder establecer ese cambio de mentalidad, la mayoría de nosotr@s no lo ponga en práctica (y el por qué de ello, en la sociedad en la que vivimos, creo que iría más en relación con el final de mi segundo párrafo).

    ¡Un saludito!

    • Exiliado del Mitreo

      Disculpa que haya tardado en responderte. Tenía la respuesta pensada desde hace tiempo, pero no el tiempo material para redactarla como te mereces.

      El primer punto que expones me resulta bastante gracioso, porque es una reivindicación capaz de poner de acuerdo a la conferencia episcopal, al PP, a los nacionalistas y hasta a los libertarios (bueno pero según algunos, los anarquistas en realidad son fascistas ¿no?…jeje, sí, WTF, eso digo yo).
      Bueno, mi opinión es que el conocimiento es poder, no porque no estudies/observes los mecanismos del estado, este va a desaparecer como por ensalmo. Es lo que te comento siempre, para luchar contra el sistema hay que hacerlo desde dentro; me parece imprescindible quien y cómo es tu “enemigo”, si deseas combatirlo con las herramientas adecuadas.
      Por lo demás, el pretender que en las aulas se va a dogmatizar a la gente hasta convertirla en autómatas, es de un pesimismo atroz para con la humanidad. De la derecha lo comprendo pero de los anarquistas que por definición su ideología es un canto a la vida y a la esperanza, no.
      Voy a citar al maestro, Umberto Eco; el extracto versa sobre la polémica en Italia de los crucifijos en las aulas, pero creo que de forma tangencial viene perfectamente al caso:
      “(…)al menos dos generaciones de italianos pasaron la infancia en aulas donde había un crucifijo entre los retratos del rey y el Duce, y de los treinta alumnos de cada clase unos se volvieron ateos, otros formaron parte de la Resistencia y otros, creo que la mayoría, votaron por la República. Son anécdotas, es cierto, pero de importancia histórica, y nos demuestran que la exhibición de símbolos sagrados en las escuelas no determina la evolución espiritual de los alumnos.”
      Yo creo que la gente será mucho más libre cuanto más conozca, la desmemoria y la dosificación de la información es la base de todos los autoritarismos.

      Respecto al segundo punto, no tengo mucho más que añadir creo que das de lleno en el clavo.
      Solo una pregunta ¿crees que es de verdad inherente al ser humano perseguir y despreciar a los que son diferentes o es fruto de nuestra educación etnocentrista? (en España en eso nos llevamos la palma…)

      ¡Un abrazo! y de nuevo perdona la demora😉

  • Naked Saturn

    Cambiar el sistema desde el sistema, por ejemplo, como fue la opción socialdemócrata, deriva en integrarte en él y formar parte de él; a los hechos actuales que sufrimos en nuestras carnes me remito. En definitiva, si buscas reventar el sistema a través de él te fagocitará y tus excrecencias serán reformas, en el mejor de los casos, quitándote tu objetivo inicial.

    Anarquismo y educación, términos casi parejos, en mi opinión, pero el conocer qué entendemos por educación es algo delicado. ¿Educación reglada e institucionalizada? En mi opinión, no. ¿Imponer una ‘educación anarquista’ para hacer una contraofensiva al sistema? En mi opinión, tampoco. Es un tema, en mi opinión, bastante interesante, pero que tal vez esté fuera de lugar ahora y merezca otra entrada🙂

    Lo inherente al ser humano es nacer enculturado en el seno de una sociedad. Pero eso también da a pie a que podamos entender al otro (los asiáticos son raros por no comer con cuchillo y tenedor y por no consumir lácteos, pero si fuésemos chinos lo extraño nos resultaría lo contrario; algo simple) y poder ‘cambiar nuestro chip’. Por otro lado, la cuestión de los símbolos es un arma hiperpoderosa (oh la lá): un crucifijo, por ejemplo, en un aula a mí puede resultarme ofensivo o indiferente, pero el caso es que legitima que se vea como algo normal el primar a una religión frente a otra por cuestiones que no vienen al caso. Símbolos como estos están a la orden del día y los aceptamos como verdaderos; no tienen por qué determinar plenamente nuestra percepción, pero tienen una función legitimadora del status quo. Peligroso cuanto menos.

    Resumiendo, que toca marchar a clase: este fin de semana nos echamos unas cervezas y lo hablamos😮

    ¡Un saludito!

  • Exiliado del Mitreo

    Los hechos actuales no demuestran que la socialdemocracia no funcione, sino que es preciso reorientar el modelo, en mi opinión creando una nueva ética (cosa que no se está haciendo, porque el poder los ostenta una clase aristocrática parasitaria).
    Mira, hace muchos muchos años, mi bisabuelo empuñó un fusil para defender una jornada laboral de 8h, el fin del trabajo infantil y el principio de la educación obligatoria para todos, el seguro de desempleo y una pensión de jubilación, etc. Hoy los trabajadores de este país y de todos los países de Europa poseemos todos estos derechos, mi bisabuelo no luchó en vano y estoy seguro de que hoy se sentiría orgulloso de todo ello…Creo que el ese modelo socialdemócrata esté siendo recortado lo que demuestra es que la lucha no ha terminado, que aún hay mucho que hacer y que los socialistas de ahora no podemos vivir de los hicieron nuestros abuelos.
    En España tuvieron que hablar los fusiles por desgracia, pero en otros países de Europa estas victorias socialdemócratas se consiguieron con reformas. Yo no veo que esa palabra sea un anatema, una reforma implica que eres fuerte y puedes negociar y llegar a un acuerdo con la otra parte o simplemente esta última capitula ante tus exigencias.

    La revolución es necesaria a veces, pero creo que ha de ser evitada, porque durante la revolución no impera la Razón, sino la ley del más fuerte; porque se derrama la sangre de los inocentes, y no son mártires de la causa, no, simplemente son cadáveres.
    Durante la revolución, a río revuelto acaban haciéndose con el poder no los más sabios, ni los que llevan “razón”, sino los más cabrones muchas veces–> Los bolcheviques.
    Está muy bien mandar todo el “Sistema” a la mierda, pero hay que pensar en que va a venir después, porque en este mundo somos muchos y tenemos que poder comer todos los días…

    Efectivamente el tema de la educación merecería otra entrada y además tomo nota de ello🙂
    Y muy interesante lo que comentas en el tercer párrafo (que cultivado eres papi Homer, jeje).

    Buf y no sabes la falta que me hace tomar unas cerves y me alegro de que pueda ser contigo, que hace un montón que no te veo amigo.

    Nos vemos!😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: